ÚLTIMA RENOVACIÓN :DICIEMBRE 2016

ME LO EXPLICARON Y LO OLVIDÉ, LO VI Y LO ENTENDÍ, LO HICE Y LO APRENDÍ ( ANÓNIMO )

             
LA NAVIDAD

De nuestro poeta y buen amigo Paco Camps nos llega esta poesía de Navidad que nos deja la pregunta en el aire sobre la autenticidad de las cosas. Ahora, toca la autenticidad de la Navidad; pero sería aplicable a tantos órdenes de la vida. Cada vez somos más artificiales, más sintéticos, menos naturales, menos humanos, menos sinceros. En fin, que la reflexión ahí queda y que en la primera parte del poema se van a encontrar la mar de a gusto rememorando antiguas navidades. Gracias, Paco y Feliz Navidad para tí también y para tu familia, naturalmente.

 
 

 

 

 

La Navidad

Cada año que pasa, la Navidad nos abraza,
se viste y se maquilla de muchos colores...
farolillos de papel cuelgan en la plaza,
tenderetes del mercado derraman sus olores.

 

Entre los manjares, aceitunas y salazones...
dulces de membrillo, guirlache y calabaza,
que a comerlos nos tientan sus razones...
y de chocolates o cafés, tomar alguna taza.

 

Navidades de pueblo, rurales y hogareñas,
cantando villancicos, bajo estrellas de plata...
atmósfera de hogares, humos de las leñas,
dibujan el vaho los alientos, el frío lo destaca.

 

Se adueñan de la calle, críos en pandillas...
las carracas y zambombas, resonando...
y de puerta en puerta al vecino van cantando...
la natividad de Jesús, con alegres tonadillas.

 

Y las almas que se vuelven generosas...
premian sus cantos, regalando empanadillas,
de maíz calentito, con miel sus blancas rosas,
algunas “perricas”, caramelos... peladillas.

 

Y si por ventura, la nieve hace su presencia,
blanqueando las calles, tejados y terraplenes...
en los hogares se han montado los belenes...
la Navidad, va mostrando su apariencia.

 

En otros lados, las navidades visten luminosas,
escaparates con guiños y destellos de cartel
en las ciudades, aparentes y pomposas,
y en las calles, paseando va, papá Noel.

 

Al tiempo, se deshacen en húmedas tristezas,
perdidas las pateras en mares del olvido,
huyendo de masacres de este mundo estúpido...
perdiendo en el camino, sus humildes riquezas.

 

Yo pienso, que ya que la Navidad se globaliza,
y aunque en cada lugar festejan a su modo...
intentemos entre todos, sacarla de ese lodo,
donde tanta desgracia siempre se eterniza.

 

A pesar de los pesares, pues no está nada mal,
unir nuestros lazos, con otras muchas gentes.
Reunir a la familia cuando estén ausentes...
y dejar a un lado, la parte celestial.

 

Quizás con el desaire, Dios sienta recelos,
y trate de paliar tantos desmanes...
haciendo cual milagro de los panes,
calmando hambres, guerras y desvelos.

 

Dejando de rimar nostalgias y utopías,
volviendo a lo cotidiano, lo cercano y lo real...
felicitar a los que estén lejanos, en estos días...
y darles un abrazo de papel, o digital.

 

Francisco Camps, Navidad 2016

 

Para los amigos de La Tuejanica

   
       
 
 
   
  PARA IR A LA PÁGINA DE INICIO, PINCHA EN EL ICONO