ÚLTIMA RENOVACIÓN :MAYO 2016

ME LO EXPLICARON Y LO OLVIDÉ, LO VI Y LO ENTENDÍ, LO HICE Y LO APRENDÍ ( ANÓNIMO )

         
CON EL PITO ( QUE NO ES UN SILBATO)

Con vocablos tuejanos de lo más clásico don Francisco Camps nos crea una obra de lo más picante. Y es que nos habla del pito ( que no es el silbato) y sus aventuras y desventuras. Nos sitúa en lugares conocidos y en situaciones también conocidas y que seguramente harán recordar a más de uno y una sus aventuras. Y es que el tema erótico festivo es serio por lo importante y es importante por lo serio. Que se diviertan con el pito y sus aventuras.

 
 

 

 

Con el pito, pito

Con el pito, pito... la esperaba,

por poderle ofrecer algún avío...

en el pajar, algunas noches del estío,

y en la espera, el pito se ablandaba.

 

Con el pito, pito... me forjaba la ilusión,

con la serrana, que con mis ansias jugaba...

a engordar mi pito... dentro del pantalón,

y con sus trazas, siempre me azaraba.

 

Con el pito, pito, soñaba con sus magras,

con sus cucos y tretas, ella se lucía,

y yo, queriéndola tentar debajo de sus aldas...

si ella me dejara, diabluras yo le haría.

 

Con el pito, pito, mi impaciencia vigorosa,

soñaba con mojarse en el rocío...

sedoso y caliente, de su hermosa rosa...

pero ella de mejerse... no dice ni pio.

 

Con el pito, pito, en el azud, le espiaba,

cuando se bañaba en el frío río...

y ella con sus azares me invitaba...

y en ese agua, mi pito, quedaba encogío.

 

Con el pito, pito... ella me alentaba,

recostada en la márrega de carfollas...

excitado por ella, se me insinuaba...

y por sorpresa, me tiraba unas cebollas.

 

Con el pito, pito, la perseguía por la canaria,

retozando los dos, entre cañotes...

y al final la cosa terminó, con dos pajotes,

y nunca más volví... con Candelaria.

 

Las cuestiones del pito se merecen,

un respeto, pues es algo exquisito...

cuando la rosa y el pito se entumecen...

se pasan mejiendo, un buen ratito.

 

Pues hermoso y dulce es el cortejarse,

y el pito mantengo en amagijo...

antes de emprender a enamorarse,

y estar seguro, que su rosa, le da cobijo.

 

Francisco Camps, Abril 2016
Relato adornado con las palabras del diccionario, Tuejano- Español.

 

   
 
 
 
 
       
         
  PARA IR A LA PÁGINA DE INICIO, PINCHA EN EL ICONO