ÚLTIMA RENOVACIÓN : ENERO 2016

ME LO EXPLICARON Y LO OLVIDÉ, LO VI Y LO ENTENDÍ, LO HICE Y LO APRENDÍ ( ANÓNIMO )

NUESTRAS SECCIONES

REYES 2016

 

Más que una carta a los Magos en la que les pida algo, es una especie de carta-aviso para que cuando se bajen del camello o del caballo o de la carroza no se asusten de lo que en algunos sitios se encuentren; que vayan sobre aviso, porque si no, seguro estoy que salen espantados y no vuelven.

CARTA A LOS REYES MAGOS

Queridos Reyes Magos: otro año más llega este día cinco y ya se me ponen los nervios en la boca del estómago esperando vuestra llegada. Vuestra magia digo yo que consiste en crear la ilusión en las gentes, sobre todo en las gentes pequeñicas, en las que no levantan ni un palmo del suelo. El día veinticuatro del pasado vino la competencia, Papá Noël. Es un tipo simpático el tal Santa Klaus o cómo en realidad se llame. No es comparable a vosotros, por supuesto, porque este hombre viene más de común, más de personaje cotidiano. Lo vuestro es más bonito porque venís con la oscuridad, con el sigilo, con el misterio; y vuestros regalos aparecen en la mañana y casi se pueden ver como entre la niebla misteriosa que habéis dejado en el salón, o en el balcón o en el comedor. Además que a vosotros se os escribe una carta y se os piden directamente las cosas; Papá Noël va por libre y trae lo que le parece. Vosotros venís de puntillas y para entonces nos tenéis dormidos y aquél viene tocando una campanilla que parece los bomberos. Pero bueno, es un tipo majo.
 Este año queridos Reyes, estoy confuso porque a unos señores y señoras que mandan desde hace unos meses les ha dado por boicotearos. Yo sé que no les habéis hecho ningún mal; pero os tienen un odio sarraceno que no veáis, majestades. El otro día hasta vi en la tele que una ciudad habían salido tres reinas magas que ni eran reinas ni nada; es más, muchos mayores decían que parecían otra cosa; que no sé qué cosa sería que no la decían pero que les hacía darse codazos y guiños de ojos entre ellos porque la palabra no la querían nombrar delante de los niños. También he oído a los mayores que en  otros sitios han hecho una especie de ensayo de vuestra llegada y de Rey Baltasar habían cogido a una chica y le habían puesto una barba de esas artificiales y como hacía mucho aire se le volaba. Digo yo sería un pueblo muy pequeñito y claro, no tenían más que dos chicos para hacer el ensayo y como sois tres, tiraron mano de la chica. También me han dicho que en otros sitios han prohibido tirar caramelos desde las carrozas y, bueno, eso lo entiendo porque siempre hay gente que por un caramelo se tira como un lobo y empuja a los que son pequeños; lo que pasa es que ahora en lugar de tirarlos van unos señores que te los dan en la mano si eres niño o niña y antes de dártelos te sueltan un rollo sobre el consumo responsable de los juguetes. No sé qué quiere decir eso pero, vamos, que no entiendo por qué tengo que aguantar el rollo ese para que me den caramelos.
A lo que iba, queridos Reyes, que a mí me da lo mismo que estos nuevos mandamases os hagan la vida imposible; yo os esperaré siempre tal como sois: tres hombres buenos y mágicos que venís a caballo o en camello y que nos traéis los regalos que hemos pedido en la carta. Que seguíais una estrella y que ibais a adorar al Niño Jesús. Estoy seguro que mañana cuando me despierte entre una pequeña bruma estarán las cajas con mis regalos. Muchas gracias una vez más.

 

             
  CONTACTA CON LA TUEJANICA    
             
    VOLVER A LA PÁGINA DE INICIO