ÚLTIMA RENOVACIÓN : OCTUBRE 2013

ME LO EXPLICARON Y LO OLVIDÉ, LO VI Y LO ENTENDÍ, LO HICE Y LO APRENDÍ ( ANÓNIMO )

IGUALES; PERO CON MÁS MÉRITO. MANOLO, EL DE LA TÍA MILAGROS. y cap. VI
CAPÍTULO I CAPÍTULO II CAPÍTULO III CAPÍTULO IV CAPÍTULO V

Llega nuestra historia al final. Un final con muchas luces y alguna sombra. Las sombras de los problemas económicos de los patrocinadores, del olvido de la Sociedad hacia determinados deportes. El fútbol es una especie de agujero negro que absorbe todo aquello que le rodea. Pocos deportes se salvan de ser engullidos y los pocos que se salvan sobreviven por el espíritu de los deportistas que los practican. Pero quedan las luces, la semilla que da lugar a un fruto que sigue la tradición de hacer deporte por gusto. Y quedan los recuerdos, las fotografías que se van acumulando en el álbum que cada uno de nosotros tiene en su "almario" del alma. En estos capítulos, Manolo nos ha abierto su almario y nos ha enseñado toda su colección. Gracias, Manolo. Y conste que no has acabado con contarnos tu vida deportiva; que te necesitamos para que nos sigas contando cosas de lo que se te ocurra, de deporte, del pueblo, de tus vivencias, vamos que tienes las puertas de la Tuejanica abiertas para tus colaboraciones. Gracias, Manolo.

CAPÍTULO VI : EL FINAL DE UNA ETAPA .

La liga continuó hasta que nos tocó jugar otra vez contra el Rangers en su cancha de Xirivella. Allí la cosa comenzó con la tensión que se podía esperar de ese partido que fuimos peleando durante toda la primera parte, llegando al descanso con sólo un punto por debajo de ellos. Durante el descanso me llamó nuestro entrenador aparte y me dijo que en la segunda mitad me dejaba, junto con otro compañero, que era de los pocos que me seguían en la pelea por el partido, en el banquillo y ya no íbamos a jugar en toda la segunda parte para que los otros compañeros aprendieran que no se debe confiar en una o dos personas y que sin nosotros también deberían ganar.  Al final fue un desastre de partido y acabamos perdiendo, pero la gente del otro equipo, incluidos los familiares de los contrarios se quedaron embobados al ver que nuestro entrenador les había regalado el partido.

 

A partir de ese momento, ya fue la debacle de nuestro equipo, de repente ya no había dinero para pagar ni árbitros ni los desplazamientos, por lo tanto ya ni podíamos dormir ni comer en los hoteles (no de 5 estrellas, eh), así que hubo partido que fuimos sólo los jugadores y con bocatas hasta que el último partido ya no pudimos jugarlo porque el autobús ya no nos quería llevar porque se le debía dinero, así como en los hoteles y por todas partes.

 

En fin, que en un principio un compañero nuestro que trabajaba en la Federación nos había dicho al principio de la liga que teníamos un sponsor que había dado cerca de 2.500.000 de pesetas y al final entre nuestro compañero, el entrenador que también trabajaba en la Federación y ésta propia terminaron de deshacer el equipo, que junto con la primera enfermedad que me dejó ciego del ojo derecho, ( Esclerosis Múltiple ), fue el final de mi vida deportiva.

CAMBIO DE ACTIVIDAD: CONTAR PARA FOMENTAR EL DEPORTE
 Más adelante, en una resonancia me dijeron que tenía desde la cervical 3 a la 6 una serie de hernias discales que llevaron a una estenosis de canal cervical lo cual me ha llevado a la silla de ruedas para siempre puesto que no puedo realizar ningún tipo de esfuerzo con los brazos que como todos sabéis los utilizaba para caminar con muletas por lo menos y para poder ganar dignamente un salario con el que sacar, como todos, la familia adelante.
Y para rematar la faena también sufrí un infarto en el que me colocaron tres muelles en las arterias de la cual me encuentro bastante bien aunque con el agravante que encima puedo hacer menos esfuerzos todavía. Pero bueno la vida sigue y no nos queda más remedio que capear el temporal como todo hijo de vecino que padezca algún tipo de enfermedad. Dicho esto no me queda más que contaros sobre esta etapa de mi vida y que sepáis que cuando el Manolo salía a jugar al país, ciudad o pueblo que se terciase, siempre he llevado con orgullo en mi mente el recuerdo de la tierra que me vio nacer: TUÉJAR y os puedo asegurar que estoy muy orgulloso de ser tuejano.
Quizá mucha gente no conozca mucho sobre mi, pero os puedo asegurar que todo lo que os he relatado es cierto como la vida misma, y desde estas líneas aprovecho para contaros que gracias a mi familia he tirado para adelante hasta que el cuerpo me ha permitido, por todo ello mil gracias a todo el mundo que al menos ha confiado en mi y a todas las personas que puedan verse un poco reflejadas en mi historia.
Por todo ello cosas buenas para mi mujer e hijos.

VAYA ESTE RELATO A LA MEMORIA DE LOS COMPAÑEROS QUE NO ESTÁN ENTRE NOSOTROS.

AMIGOS DEL BÁSQUET, SIEMPRE ESTARÉIS EN NUESTROS CORAZONES

 

     
  PARA LEER LOS OTROS CAPÍTULOS, PINCHEN EN LOS ENLACES DE AQUÍ ABAJO

CAPÍTULO I: LOS PRIMEROS PASOS

II SALIMOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

III EL SUEÑO:

LOS JJOO DE CANADÁ

 
   
  CONTACTA CON LA TUEJANICA